Alcalá del Júcar

.

Monumentos en Alcalá del Júcar

Castillo de Alcalá del Júcar

Esta fortaleza se sitúa en lo alto de un peñón, y allí se encuentran las ruinas de las murallas y un importante albacar separado del resto del espolón por un foso artificial excavado en la piedra, el cual debería ser cruzado mediante
una pasarela, ya que los puentes levadizos no se conocían en aquella época. En realidad, quedan escasos restos del castillo islámico, reduciéndose éstos a las cortinas que bordean la plataforma, pues lo que conservamos pertenece a las reformas hechas por los cristianos. Encima de la fragua, también pueden verse los restos de la muralla antigua

El castillo fue tomado definitivamente por Alfonso VIII en 1211 . Años después fué añadida posteriormente la torre del homenaje. Esta
torre tuvo su propio recinto de cortinas, que se mantiene en parte, entrándose a la torre desde el camino de ronda, por una puerta que se conserva a cierta altura.Se utilizó en La Guerra Carlista.Todavía se pueden ver las clásicas aspilleras de aquella época, de la cual datan también los cañones que hasta hace unas décadas podían verse semienterrados entre las ruinas del castillo.

Su última gran restauración se realizó en los años 70 y, gracias a la cual, podemos apreciar un magnífico ejemplo de arquitectura militar.
En esta reconstrucción fue restaurada la torre del homenaje, que conserva su distribución interior; su puerta a nivel superior,que posiblemente constituiría el primitivo acceso y una serie de elementos interesantes.
Adosado a la torre está un pequeño recinto en cuya muralla opuesta se apoyaría la pasarela ya que, como hemos dicho anteriormente, los puentes levadizos aún no se conocían en aquellos tiempos.

Plaza de Toros de Alcalá del Júcar

Alcalá del Júcar cuenta con una de las más originales plazas de toros que se hayan construido jamás. Sobre su construcción no se sabe gran cosa aunque esta plaza cuenta, según algunos, con más de 200 años
estando considerada por muchos autores como una de las más antiguas de España. Antes de levantarse la
plaza, allí había una era para trillar enclavada en la roca y, con anterioridad, la ermita de San Pedro. Según algunas publicaciones, la plaza se construyó en 1902, pero según la memoria de algunos ancianos,lo que realmente se hizo en aquellas fechas fue una reconstrucción, ya que la plaza existía con anterioridad, pero ante el ruinoso estado que ésta presentaba, el ayuntamiento la ofreció a los albañiles y carpinteros del pueblo a cambio de su restauración.

 Para ello, se ayudaron con cajones conformados por tableros paralelos reforzados por costales y separados a una distancia constante con ayuda de las agujas. La portada está realizada a base de sillares y el resto, hasta nivelar el punto más alto, es mampostería trabada con mortero de cal. A partir de ahí, se usa el alzado de tapial calicastrado.Por su parte, las gradas están esculpidas en la roca y los muros son de adobe, habiéndose utilizado, además, el barro, la grava y el ladrillo.En cuanto a su forma, esta plaza no es cuadrada ni redonda, es ovalada y desde arriba recuerda una lucerna paleocristiana.

En cuanto a la edificación de la plaza de toros se refiere, ésta se construyó en la pendiente de una colina y,por lo tanto, sobre una superficie totalmente irregular, motivo por el cual, lo más imprescindible fue nivelar la superficie del suelo. Esto se logró con el levantamiento de una base de mampostería que arranca directamente desde la propia roca del lugar. Sobre este asiento de mampostería se levanta el grueso de la construcción realizado a base de tapial. En éste caso, consiste en un gran muro construido mediante tierra apisonada.

Iglesia de San Andrés

Su construcción actual data de entre los años 1712 y 1801.Tal y como se deduce de la inscripción anterior, en tiempos de Carlos III se amplía la iglesia construida durante la primera mitad del siglo XVI, tanto por la cabecera como por los pies, siendo el antiguo templo,o al menos sus restos, el tramo central de la nave donde, exteriormente, se aprecia una técnica constructiva diferente.

Ya que en general, está construida a base de sillares, es decir, con bloques de piedra escuadrados, este trozo presenta un aparejo irregular o de mampostería.En lo referente a su arquitectura, la iglesia de Alcalá del Júcar es sólida, de bastante mérito y en su construcción se han empleado sillares gruesos, con lo cual se consigue que los muros sean robustos. Tiene dos puertas de entrada formadas por arcos de medio punto.

En Julio de 1801 se da por terminada la torre y, con ella, el templo, colocándose en ese mismo mes las
campanas. Al parecer, esta torre contó en un principio con dos campanas; la primera fue fundida para la
ocasión, con un peso total de 596 kilos; parece ser que, a finales de ese mismo año se quebró, motivo por
el cual fue refundida y vuelta a colocar en su sitio a finales del año siguiente. 

La segunda campana ,mucho más importante que la primera, tiene un peso de 225 kilos, pero está fechada alrededor del año 1450 por lo que,necesariamente, debe corresponder a la primitiva iglesia con que contó nuestro pueblo y que se ubicaba en el castillo. Finalmente, en 1877 es fundida la tercera campana de la que dispone nuestro campanario, con un peso aproximado de 151 kilos.

Ermita de San Lorenzo

Está situada a 4 Kilómetros de la carretera que va de Alcalá del Júcar a la Recueja.

Consta esta Ermita de una sola,nave cubierta con bóveda de cañón y cúpula, aunque las pilastras que conforman el templo la dividen en 3 tramos, los cuales presentan bóvedas de arista.Según consta en una inscripción del edificio, en el año de 1804,y para darle mayor ornato, fueron pintadas sus paredes con ángeles,figuras alegóricas a las estaciones del año y algunas escenas con personajes entre las que destaca una donde aparece el santo dando limosna a los pobres

Podríamos datar su construcción en los primeros años del siglo XVI, por lo que tal vez habría que ponerla en relación con la peste que azotó las tierras manchegas a principios de siglo, hacia 1507-1509.Pese a no tener más datos, sabemos que en 1786, todavía existía.

Puente de piedra Romano

El puente actual de Alcalá del Júcar es ya más que bicentenario sin embargo, y al contrario de lo que cree la conciencia popular,no es de construcción romana.Ni que decir tiene que el puente actual tampoco se ha mantenido incólume desde el año 1771,ya que ha sufrido varias inundaciones desde entonces.Un ejemplo de ello lo tenemos en la riada ocurrida el 26 de agosto de 1782, como consecuencia de la cual se derrumbó el ojo del puente que daba al Este, siendo reparado por don Felipe Motilla que, aunque era natural de Jorquera, residía en Alborea.

Debido a estas y otras inundaciones que ha sufrido el pueblo,el puente actual ha tenido que ser reconstruido en varias ocasiones.También hay constancia de otras reparaciones tras la riada de 1941 o la de 1982.Al igual que en otros monumentos,la escuela-taller de cantería ha realizado diversas obras en él. En cuanto al puente actual, este es de sillería y consta de cinco ojos,bajo los cuales corren raudas las aguas del río.Estos arcos sirven para salvar los vanos entre dos pilas o entre una pila y un estribo,estando las boquillas revestidas por una sucesión de sillares; por su parte, el relleno suele estar formado por una mezcla de mortero y piedras. Sin embargo, la gran luz de estos arcos provoca problemas que sus constructores resolvieron recurriendo a arcos levemente elípticos, que amplían su alcance horizontal sin requerir más altura.Referencias de textos del Libro Historia de Alcalá del Júcar ( Jóse Luis Valiente Pelayo)

Formulario de Contacto

9 + 6 =