Alcalá del Júcar

.

Alcalá del Júcar

Es un pueblo situado al sureste de la península Ibérica,y pertenece a la provincia de Albacete,comunidad de Castilla La Mancha.Está cercano a la provincia de Valencia.Está en la asociación de Pueblos más Bonitos de España

La población alcanza los 1250 habitantes incluidas las Aldeas,según estadísticas de 2017.Está situada a 55 km de Albacete,fue declarada Conjuntos Histórico Artístico en 1982.Pertenecen al municipio las Aldeas o pedanías de Casas del Cerro, Las Eras, La Gila,Tolosa,Zulema.Alcalá del Júcar entró en la asociación  de Los Pueblos más Bonitos de España,sin duda merece este reconocimiento.Más adelante veremos su Historia.Aquí podéis ver un vídeo espectacular de Alcalá del Júcar.

Historia de Alcalá del Júcar

El pueblo de Alcalá del Júcar, está situado en la ladera oriental de una colina, en una pendiente escarpada,a la margen izquierda del río Júcar, del que lo separa una angosta ribera rodeada de precipicios y peñascos.La topografía del terreno donde se emplazó la villa, condicionó fuertemente la morfología urbana, obligando a que surgiese una de las características más notorias de Alcalá del Júcar, como es la de adherirse,férreamente a un plano que cae sobre el río casi a plomo.Hoy en día, su aspecto presenta al observador una de esas vistosas perspectivas que impresionan muy agradablemente nuestra alma, y ello es posible, no sólo por su excelente situación topográfica, sino por la disposición de sus casas que, en suave rampa, se elevan hasta la cumbre de la peña, donde se encuentra el castillo presidiendo la más alta meseta. El río envuelve la imponente mole rocosa; sobre la abrupta pendiente se extiende el pueblo con sus casas blancas, sus calles estrechas y empinadas, su iglesia en el centro, y sus cuevas excavadas en la roca.Así queda, entre bellos paisajes, la singularidad y belleza de éste pueblo que, de noche, semeja un gigantesco belén navideño.Además de las casas cueva de las que hemos hablado con anterioridad, cabe citar aquí los albergues construidos en la llanura con montones de piedras retiradas de la tierra de labor. Son las típicas casillas y chozos, destinados por los labradores y pastores para guarecerse de la lluvia y de las tormentas. Antiguamente, algunos de estos albergues solían tener corrales para el ganado, fabricados igualmente con piedras.También es destacable, para terminar, la existencia de un hábitat rupestre en nuestra zona y que aún puede rastrearse en la actualidad; nos estamos refiriendo a la infinidad de cuevas artificiales excavadas a lo largo de las paredes del estrecho valle del Júcar, en la carretera que va hacia La Recueja. Ya en el siglo XVI se habla de ellas al decir que “en la ribera deste dicho río Júcar hay muchas peñas muy altas en medio de las cuales hay muchas cuevas con tapias de piedra y lodo donde vivían algunos moros y de presente no pueden subir a ellas. Para la época romana, y pese a que la tradición marca como romano el puente de la Rambla, no hay indicios de vía de comunicación alguna, aunque es lógico pensar que los caminos que existieron con anterioridad, seguirán funcionando. Por otra parte, en la aldea de Tamayo hay restos de una calzada romana, así como de un puente del mismo período.Referencia del texto al libro: Historia de Alcalá del Júcar,autor (Jose Luis Valiente Pelayo).Cerca del pueblo,existen diferentes lugares y parajes Naturales muy interes.

Formulario de Contacto con Alojamientos

4 + 8 =